Un pueblo en peligro

En la provincia de Xinjiang, China mantiene a más de un millón de uigures en campos de reeducación. Las autoridades chinas hablan oficialmente de “campos vocacionales de capacitación”, pero en realidad se asemejan a grandes prisiones.

En Xinjiang, una provincia china cuatro veces y media más grande que Alemania, viven casi exclusivamente miembros de la minoría musulmana uigur. Muchas casas, calles e incluso pueblos enteros han quedado vacíos porque el Partido Comunista ha enviado a sus habitantes a estos “campos de trabajo”.

Y parece que la caza de la minoría étnica de los uigures no se detiene en las fronteras del gigante asiático. China también los persigue en el exilio. Incluso uigures con nacionalidad francesa reportan amenazas de los representantes del Gobierno chino. Desde Europa hasta Canadá, pasando por Kazajstán y Turquía, familias de uigures en el exilio exigen protección y que, de una vez por todas, se haga justicia ante la amenaza de China, la antigua patria que los obligó a huir.

Por Alfonso Durán Muñoz

Mis hobbies son la música e internet. Me encanta pasear y viajar. Supongo que mis gustos e intereses serán de lo más común, nada novedosos, pero... me gusta decir la verdad. ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *